Malaga Corsairs CFA

Siguiendo Adelante

Comentario Post Partido del Head Coach:

 

El Puerto Seagulls 13 – 30 Málaga Corsairs

Durante esta liga he tenido varios “Déjà vu”. Algunos han sido momentos en los
entrenamientos, otros en los partidos, otros han sido durante la toma de decisiones fuera del terreno de juego y otros han sido personales con respecto a mi rol en este viaje de locos en el que nos hemos embarcado.

Sin embargo, el sentimiento de haber vivido una situación con anterioridad no me había
ocurrido viéndome reflejado en el equipo contrario. Esto me ocurrió el sábado en el Puerto de Santa María enfrentándome a los Seagulls.

Llegamos en un día horrendo, con lluvias torrenciales y vientos a rachas mientras cruzábamos la provincia de Cádiz. Uno de nuestros compañeros nos enviaba fotos del estado del campo y la cosa no tenía muy buen aspecto. Ante nuestra sorpresa, aunque ya nos lo habían avisado unos minutos antes, a la llegada al puerto, el sol estaba radiante en el cielo.

El campo, aun así, mostraba los signos de lo que ha pasado esta población en las dos últimas semanas: tornados, vientos y mucha agua.

Esperamos hasta la llegada de los árbitros y tras algunos tiras y aflojas acordamos que el partido había que jugarlo al no tener realmente ninguna alternativa en cuanto a fechas para poder posponerlo.

Comenzamos el partido defendiendo y quizá un poco despistados con toda la parafernalia de alrededor. Muy motivados porque nos jugábamos los playoffs, confusos por el estado del campo y básicamente nerviosos, nuestra defensa necesito varios downs hasta que empezó a entrar en el partido. Un par de errores por parte de los Seagulls y un par de cambios acertados por parte de nuestro DC para compensar los nervios evitaron una primera anotación de los del Puerto.

Nuestro ataque tomó el balón por primera vez en el partido. Las primeras jugadas estaban pensadas desde un inicio para impactar fuerte. Íbamos a correrla todo lo posible por dos razones simples, es lo que hacemos mejor (el pase aún está “in progress”) y básicamente porque en un campo embarrado no queríamos arriesgar hasta que no fuera necesario.

La primera carrera de Victor #45 nos metió en su yarda 30 tras un extremo esfuerzo por parte de nuestra línea y nuestros receptores para bloquear todo el camino del Runningback. Después de un par de jugadas habíamos anotado nuestro primer TD de ataque en liga oficial. El punto extra se marcaria (Nacho #10) tras 3 intentos entre penalizaciones y retrasos en los que el estado del campo tuvo mucho que ver. De hecho, tuvo que ver en mucho de lo que pasaría después.

La defensa continuó trabajando tras parar a los del Puerto un poco adelantados en equipos especiales y conseguimos marcar un Safety a manos de Salva #8 (0-9). Los Seagulls seguían luchando con todos sus efectivos (18 jugadores conté yo) contra un equipo que podía cambiar a toda su ofensiva completa prácticamente (en este caso sólo fuimos 33 de un roster de 45).

A posteriori el partido se desarrolló a una velocidad muy lenta; una eternidad entre parones, jugadas por fuera, pases incompletos y repeticiones de downs. Me gustaría ver la estadística sobre penalizaciones, algo que tendremos que trabajar mucho en ambos equipos, porque pecaban más de novatada o falta de concentración que de violencia innecesaria o faltas personales intencionadas.

Anotamos una vez mas tras otro safety de nuestra defensa y una carrera de nuestro QB Juanjo #7 hizo que anotáramos de nuevo. Estabamos 0-15.

El campo les jugó una mala pasada a los Seagulls cuando su retornador resbaló en la línea de 1 yarda. En la siguiente jugada, nuestro Cornerback Javi #42 anotaría el segundo safety del partido en una jugada discutida. 0-17.

Empezamos a enlazar algunas jugadas y tras una carrera de Victor #45 de más de 40 yardas, anotábamos de nuevo 0-23.

Tras un par de intercambios de balón Seagulls cogió una buena posición y con un buen pase que nuestra defensa no acertó a detener, Seagulls se ponía 6-23. El punto extra no fue anotado.

En la segunda parte vimos que el planteamiento del Puerto había cambiado y comenzamos a arriesgar un poco más porque no queríamos dormirnos en el partido.

Nuestros QBs empezaron a correr más con el balón y también empezaron a moverse más cadenas gracias a algunos pases. El campo nos volvió a jugar otra mala pasada en una jugada clara de carrera y nuestro receptor resbaló en el terreno embarrado.

En un punt de seagulls llegó la carrera de retorno de nuestro especialista Juandi (#4) que retornó por 73 yardas hasta touchdown gracias entre otras cosas a un impactante bloqueo de nuestro línea defensivo Cañada (#77) que le abrió el camino hasta el touchdown.

El partido se paró por lesión de un compañero de los Seagulls al que tuvo que sacar la
ambulancia del campo. Esta parada unida a una lluvia torrencial hizo que volviéramos media hora más tarde al partido con un terreno de juego enfangado. Convertimos el punto extra. Nuestro objetivo era comernos el reloj y mantener la posesión y combinamos muchas carreras seguidas que nos llevaron hasta la línea de 40 yardas, desde la que intentamos un fallido field goal.

Una serie malas decisiones en nuestro ataque unido a un balón muy embarrado dejó al Puerto en nuestra yarda 22. Tras una buena serie de jugadas el Puerto consiguió marcar su segundo touchdown y anotar su punto extra. 13-30.

Así, tras clavar rodilla a 30 segundos del final, acabaría el partido y fue una experiencia épica para los que estuvimos allí. Un partido interminable, insufrible y embarrado donde nadie bajó los brazos.

Cuando comentaba al principio que tuve la sensación de ver en la banda contraria algo que yo había vivido, recordé mis inicios cuando yo entrenando en Eslovaquia me planté en un partido con 13 jugadores. No teníamos más, no venían más a entrenar. Recibimos un resultado muy abultado, mucho más que éste. Ese día decidí muchas cosas, entre ellas que no permitiría que este tipo de situación se repitiera. Así se lo dije a los Coaches de los Seagulls y así lo repito aquí.

Quiero desde estas líneas reconocer el esfuerzo del equipo del Puerto de Santa María que teniendo al final 14 jugadores en campo siguió luchando sin cuartel. Quiero reconocer la valentía de ese grupo de jugadores que se vistieron para representar a su ciudad a pesar de tener mucho en contra. Un partido que, fuera del resultado, demostró que en esta liga se puede ir a más y crecer mucho si todos nos centramos y colaboramos.

Como nota final añadiré algo al respecto de los nuestros. Nuestros chicos no lo tuvieron fácil y aprendieron por primera vez lo difícil que puede ser ir ganando en un partido y no perder la concentración ni la intensidad. Hemos conseguido nuestro objetivo de temporada, que era clasificarnos para playoffs y mostrar un equipo competitivo con solo 2 jugadores experimentados. El partido del sábado demostró que este equipo tiene mucho talento por explotar y que ese talento solo puede salir a la superficie maximizando el esfuerzo y centrándonos en nuestro trabajo.

El próximo día 25 jugaremos el derbi provincial contra el mejor equipo de la liga, los Potros de Fuengirola, que se han mostrado prácticamente intratables en esta liga como ya lo fueron en la anterior. Es un partido que no tendrá influencia en la clasificación y que nos servirá para medirnos con respeto al primer partido en el que fuimos obliterados del mapa. Sabemos que es un equipo netamente superior al nuestro en muchos aspectos, pero no hay ni un miembro de este barco de locos que no esté dispuesto a dejarlo todo en el campo dentro de 12 días
para plantarle cara a los campeones. Es la única forma que conocemos de jugar este deporte.

Nuestro siguiente partido es la Semifinal de la Liga Andaluza, también contra los Potros.

Para nosotros este va a ser un partido en dos partes con 8 cuartos.

Y el resultado hasta el último pitido del 8o cuarto va a ser 0-0 en nuestras cabezas.

Antes de despedirme, una vez más dar las gracias a nuestros patrocinadores por hacer esto posible.

Rafa Marquez
Head Coach – Málaga Corsairs

Fotografía realizada por Alejandro Agüera